Ana Vaquero

Sencilla y elegante llegó Ana a la altar el día de su boda. Y es que ya sabéis que para nosotros un <<menos es más>> es una de nuestras opciones favoritas para un beauty nupcial.

La novia consiguió un aspecto romántico y muy dulce con un peinado que potenciaba su melena: un semi recogido que deja caer el pelo en sutiles ondas por su espalda. Entrelazamos los mechones con una corona de forja plata y dorada, dándole el foco de atención perfecto. Con la raya al medio dejamos su rostro libre y dejamos caer algún mechón por el hombro, ya que luego pondremos el velo sobre su melena.

Para el maquillaje seleccionamos una gama cromática sencilla con un toque de color en las mejillas y los labios. Los ojos los sombreamos con tonos marrones haciendo un ahumado que profundiza la mirada de Ana junto con un fino eye-liner. Potenciemos sus pestañas naturales ya que nos encanta las miradas potentes. Un rubor rosado para dulcificar el look es el toque final de este Beauty.

El vestido de Pol Nuñez no nos puede gustar más: sencillo, elegante y con los detalles justos para hacerlo especial. Se trata de un vestido de gasa muy fluido con un pequeño drapeado en las caderas que se une en el centro estilizando al máximo la figura de Ana. De manga larga y espalda completamente abierta, encontramos pequeños detalles de encaje y puntillas (son un must en cualquier look romántico)

Y como toda novia desea: unos zapatos con los que bailar toda la noche, unos Jimmy Choo empedrados a juego de la corona.

Las cosas buenas pasan muy rápido, y como es inevitable el día de la boda de Ana ya se terminó, pero es ahora cuando empieza su aventura con el amor de su vida. Aquel día en el que tan preciosa llegó a la altar, lo recordará como uno de los más bonitos y felices de su via y eso es algo que las fotos no lo captan tan bien como las sentimos: sensaciones, sentimientos, emociones, amor… Aunque aZaustre hizo el impecable trabajo de hace de esos recuerdos duraderos y realistas .

 

Ana Vaquero
Tu opinión importa
0

Reservas/Pedidos